Productos destacados
Contacta con nosotros

Los errores más frecuentes en el abanico de la pistola de pintura

Para conseguir un pintado óptimo de la carrocería, es preciso tener en cuenta en todo momento algunas premisas básicas de aplicación de la pintura. En primer lugar, la regulación de la pistola para la correcta pulverización de la pintura, y, dentro de esta, regular correctamente el abanico. En ocasiones hay daños o suciedad en los elementos de la boquilla que pueden llevar a abanicos incorrectos

Errores más frecuentes en el abanico, junto a sus posibles causas y soluciones más acertadas:

Abanico demasiado pequeño. Suele producirse cuando los taladros y conductos de aire están sucios. La solución sería limpiar la boquilla de aire con líquido y un cepillo de impieza apropiadas y después secarla por soplado.

  • Abanico oblicuo o en S. Se debe a la suciedad en los taladros situados en los cuernos. Para resolver el problema, lo mejor es limpiar con cuidado la boquilla de aire con una herramienta de limpieza apropiada. O, en su caso, reemplazar el juego de boquillas.

  • Abanico en forma de media luna. La causa más probable es la suciedad en los taladros en los cuernos de un lado o los taladros frontales. Se soluciona limpiando la boquilla de aire con líquido y un cepillo de limpieza apropiado y después secándola por soplado. 

  • Abanico unilateral. Se da si la espiga de la boquilla de pintura y/o la punta de la boquilla de aire están dañadas. En ese caso, hay que analizar la punta de las boquillas de pintura y de aire para localizar el daño y, si es preciso, reemplazar el juego de boquillas.
  • Abanico dividido. Puede deberse a que la presión de pulverización sea demasiado alta. Entonces hay que ajustar la presión de entrada que corresponda al material. Si la causa es una viscosidad del material demasiado baja, deberemos ajustarla, o bien emplear una boquilla más pequeña.

Sin comentarios

Añadir un comentario